Mburukuja

Mburukuja es un ñemombe’u o cuento corto en guaraní.

Oñemombe’úvante niko ymaite guivéma, aipo Espáñagui ou raka’e, itúva kuéra ndive, peteĩ kuñataĩ morotĩ kamby ryjúi, rasa iporãva.

Vy’ápe ndajeko oiko hogaygua kuéra ndive ohecha peve peteĩ ñande ypykue, karia’y mbarete omoakãvaíva chupe. Itúva ndija’éi karia’y itajyra ohayhúvare ha he’i chupe anive haguá ni òemihápe ohecha chupe. Kuñataĩ katu oikónte kirirĩháme ha ijami vove chupénte, itúva kuéra resa’ãme, ojojuhu ñemimby imborayhu ndive.

Péicha oiko hikuái heta ára joayhu pórã, joayhu potĩme.

Upéinte oguahẽ kuñataĩ ru apysápe itajýra ojehechaha karia’y ha’e ija’e’ỹha ndive. Pochyete reheve ojukauka itajýrape ha oñotỹuka peteĩ yvyra guýpe. Upépe heñói peteĩ ka’avo ysypo joguaha, ojupi mbegue katu yvyráre ha oñepyrũ ipoty pytãũ asy. Upe guive oñembohéra mburukuja upe ka’avo ipoty porã iterei rasávape.

Mburukuja (cuento corto traducido al español)

Se solía contar que hace mucho tiempo, había venido de España, con sus padres, una joven blanca como la leche y muy linda.

Se dice que vivía feliz con sus familiares hasta que vio a uno de nuestros antepasados, un joven fuerte del que se enamoró.

A su padre no le gustaba el muchacho que amaba su hija y le dijo que no lo vea ni en secreto. La chica, a pesar de eso, quedaba calladita cuando él se le acercaba fuera de la vista de sus padres y se encontraba secretamente con su amado.

Así estuvieron ellos, durante muchos días, con un amor bueno y limpio. Después llegó a oídos del padre de la joven que su hija se encontraba con el muchacho a quien él no quería. Furioso mandó a matar a su hija y la hizo enterrar bajo un árbol. Allí brotó una planta en forma de enredadera, se encaramó poco a poco en las ramas y tuvo unas flores de color morado. Desde ese día se le llamó mburucuyá (pasionaria) a esa planta y a su hermosísima flor.


Mburukuja es un cuento en guaraní del libro COLECCIÓN DE MITOS, FÁBULAS Y LEYENDAS PARAGUAYAS (FELICIANO ACOSTA y NATALIA KRIVOSHEIN DE CANESE)

Deja un comentario